EXPLICATIVO
EXPLICATIVO
web
 
EXPLICATIVO
Trabajos NO cobrados
Correcciones a revonvencional
REFLECCIONES
imagen
EXPLICATIVO Nº 1
Juicio Esval.
Explicativo para Contestación demanda.-
Escrito el 2 de agosto del 2006

PARTE 1

Consideraciones sobre alegato de la defensa en el juicio presentado por Stella contra Esval por incumplimiento de contrato.

La defensa pretende invalidar el reclamo de Stella, fundando en lo principal en dos puntos; a)Demostrar la incapacidad técnica constructiva,
b)vicio técnico legal en la presentación del juicio,
Y presentar demanda reconvecional de indemnización contra Stella e Italo Paoletti.

Pto.a) Opina que, el juicio de Stella, estaría mal presentado porque, según dice la defensa “un reclamo de indemnización, tiene que ser antecedido por una presentación de rescisión del contrato y recién después de presentado y como consecuencia de la rescisión nace el pedido de indemnización”.
Basa esta conclusión en artículos del código comercial y cita varias jurisprudencias de Chile y destaca que nuestro juicio no cumple con la presentación de la rescisión, que es base para solicitar la indemnización.-

Sobre este punto no opino porque es estrictamente técnico legal, que Cristóbal y CIA saben como resolver. Si señalo, que la carta que se presento el día 31 de marzo del 2004, dice que se da termino al contrato y se adjunta una carta con tres puntos, uno de los cuales dice que Stella, se reserva el derecho de reclamar los daños y perjuicios oportunamente.
No tengo los otros puntos, creo que están de todas formas en el desarrollo del juicio presentado. Esta carta fue legalizada ante notario y entregada a Esval por notario de la Notaria Tejeda, ubicada en Cochranne 892.

Pto.b) Una vez puesto de manifiesto este argumento, continua la segunda parte de la defensa creando un escenarios de desprestigio de Stella, con referencia a su incapacidad de ejecución y desorden administrativo, etc etc., motivo por el cual no Stella no pudo hacer las obras que ellos entregaron en tiempo y forma.

Comentarios al respecto. Entregado a Julio Labra y Cristóbal para hacer la defensa correspondiente a la reconvencional.

Alegato defensa en Pag 3- “el contrato se extendía por 24 meses.........., sin embargo el contratista hizo abandono progresivo de las obras encomendadas atendida su clara e inequívoca incapacidad técnica, administrativa y económica para abordar su ejecución, que culmina con una comunicación ....., y pone fin anticipado al contrato, invocando un supuesto incumplimiento contractual que atribuye impropiamente a Esval y de esta forma el contratista pretende justificar lo injustificable y pretende soslayar infructuosamente los efectos jurídicos que le acarrea su comportamiento de contratante absolutamente negligente”.

Basa su argumento en la ineficiencia de la empresa, el abandono progresivo de los trabajo, mala calidad de ejecución y los reiterados vencimiento de plazo, atribuido a la falta de capacidad ejecutiva y cuidando de mencionar como es lógico que Esval entregaba en tiempo y forma las obras, cumpliendo así con el contrato, declarando además la buena voluntad de Esval de continuar las obras, conservando una actitud benevolente paternalista, esperando la reacción de la empresa.
Cabe la Pregunta: si fue así ¿porque Esval consintió y acepto la negligencia de Stella, y no revoco el contrato en el momento de causarle daños? Las bases consideran claramente estos casos.


Comienzo del relato:
A)_Demostraremos la capacidad técnica y administrativa de Stella, para ejecutar estas obras.-

Importancia de ser aceptado en el registro Esval como contratista de obras mayores.- (y ascenso de Registro de Tercera Categoría a Segunda Categoría en el año 200 .....)

Stella, en el momento de asumir el Contrato Marco II, estaba inscripta en Tercera Categoría del Registro de Contratista de Esval con el nª........, y para solicitar la inscripción en ese importante registro, se debe cumplir con una serie de exigentes requisitos, basados en la fehaciente capacidad de trabajo, en base a su experiencia, sus equipos y maquinarias, su situación financiera, económica, su administración en ejecución de obras, su cumplimiento y sus antecenetes técnicos, comerciales y bancarios y otros requisitos no fáciles de reunir.
Aprobados estos documentos y verificados por personal especializado del área correspondiente, Esval inscribe a la empresa en su Registro de Contratista de Obras Mayores, otorgándole un capacidad de contratación anual, y que recién entonces la empresa , en este caso Stella pudo participar en licitaciones de Esval, adjudicarse y ejecutar a partir del año 2000 una cantidad importantes de obras.
Mas adelante, en abril-mayo del año 2003, la empresa solicito la Inscripción en una categoría Superior, “Segunda Categoría en Obras Mayores”, obtenida después de aprobado todos los documentos, revisado sus equipos , verificada su buena capacidad técnica de ejecución, su capacidad financiera, económica, bancaria y comercial, fue aprobado, quedando inscripta con el Nº 19, de dicho registro, (como consta en certificado Nª 164 ), permitiendo presentarse en obras de mayor complejidad y montos.
La defensa debería conocer, que Stella ejecuto durante el periodo 2001 hasta principio del 2004, importantes obras para Esval tanto por los montos como por sus características técnicas. Haremos mención de algunos de ellos que se ejecutaron durante el año 2002 y primeros meses del 2003:
1 .- Contrato Nª 264/02- IOQ “Extensión Agua Potable Papudo Zapallar”, aducción, (importante obra de mas de 4.100 metros, en grandes diámetros, construida en ladera de cerros con mayoría de excavación en roca; (valor aproximado $ 400.000.000.-)
2 .- Contrato Nª 88/02- IOQ “Construcción Colectores localidad de Laguna, Etapa II”, Construcción del Alcantarillado y planta de elevación, instalado bajo el nivel freático; (valor aproximado $ 300.000.000,.)
3 .- Contrato Nª 250/02 – IOQ “Mejoramiento Redes Aguas Servidas Artificio Nogales”, alcantarillado, alcanzando profundidades de hata 12 metros, en situación bajo agua subterránea o (napas freáticas); (valor aproximado $ 280.000.000,.)
4 .- Contrato Nª 242/02 –OQ “Reposición de Colectores Población Arboleda, La Calera”
5 .- el Contrato Marco Nº 49 que insistimos en llamar I, proyectado para redes de agua, donde nos fueron adjudicadas tres áreas, la de Quillota, San Felipe y Litoral Norte, instalando sin problemas mas de 60 mil metros, incluso fuimos llamados a ejecutar obras de emergencia de importantes técnica, y trabajando 24 horas con doble turnos y al respecto de este contrato, fuimos felicitados por nuestra organización, conducta, capacidad y calidad de ejecución, por el Gerente de Operaciones, cargo de este contrato Ing. George Cil . (valor aproximado $ 1.600.000.000.-)
Además de otras importantes obras de Ingeniería, que no voy a mencionar ahora pero que en numero superan las 100 y que se cumplieron sin problemas, en forma eficiente y responsable.-



B) Boletas de garantías.-

La defensa, sin conocimiento de causa, menciona que la empresa no cumplió en dar las garantías solicitadas y entre ellas alude a las garantías del Serviu, y la póliza de seguro por incumplimiento de pago de imposiciones.
Falso, la defensa debería saber que Stella, contrato el seguro cumpliendo en un todo las exigencias de las bases, incluido el seguro para cubrir los posibles incumplimientos en el pago de las imposiciones y remuneraciones con la CIA de seguros “Compañía de Seguros Generales” , que fue presentado ante las autoridades correspondiente de Esval, en tiempo y forma.- Esta póliza venció después de que Stella dio por terminado el contrato con Esval, (no tengo ahora la póliza, pero la agencia esta en Santiago, se contrato con el agente John Brawn, dirección (Alameda y la diagonal New York, sobre New York Nº 9 piso- 12).-
En cuanto a las garantías bancarias, para el fiel cumplimiento de contrato, que solicitan las bases, estas fueron boletas de garantía emitidas las tres (con vencimiento al Junio de 2005, por valores 3300, 2.500 y 3.000 UF, enumeradas en la pagina 36) por el BCI, y presentadas también en tiempo y forma, en la Subgerencia de contratos, cumpliendo así con estos requisitos.-
Con respecto a las Garantías Serviu, considero importante aclarar la metodología del procedimiento de estas obligaciones, por lo que se hace imposible no cumplimentar esta obligación.-
Las bases estipulan que Esval, tiene a su cargo la colocación de la primera Garantía que solicita el Serviu, boleta bancaria que “garantiza la correcta y oportuna reposición de pavimentos”, las que debe ser entregada al Serviu antes de comenzar las obras. Las empresas contratistas, en este caso Stella, tiene a su cargo gestionar y pagar los derechos de inspección al Serviu. Una vez calculado el monto a pagar por inspección y el monto de la primer garantía, a cargo de Esval, (calculo que efectuaba el Serviu, mediante una formula que ellos aplican), Esval entrega la boleta de garantía directamente al Serviu. Una vez pagados los derechos por Stella y entregada la boleta por Esval, Serviu autoriza el comienzo de las obras.
Al Terminar la obra, la inspección del Serviu autoriza, si la obra esta correctamente terminada, a reemplazar esta garantía por una segunda garantía por (“Buen comportamiento de la reposición de pavimentos”), por el 5% del monto de la primer garantía, con vencimiento a dos años. Esta garantía, que debe ser únicamente en efectivo o por aval bancario esta a cargo de la empresa en este caso de Stella.
Transcurrido el periodo de dos años, la empresa solicita la inspección final al Serviu y si no hay problemas de detalles de obra, se hace la recepción final, devolviendo el Serviu la garantía a la empresa.
(Cabe acotar que por lo general, la inspección encuentra pequeños detalles de terminación, que son reparados de inmediato por la empresa, programando los trabajos con la inspección Serviu, caso contrario el serviu hace efectiva las garantías bancarias, y procede a arreglar por su cuenta estos deterioros).-
La defensa asegura en su escrito que estas garantías fueron incumplidas por la empresa a lo largo del contrato, esto es falso, debido a la metodología explicada, y además pretenden hacernos responsable de los pagos efectuados por Esval a esa institución, por arreglos de pavimentos que no corresponde a Stella.-
Es importante considerar al respecto que las aclaraciones la Pregunta pto 78 dice: En lo relacionado al pago del penúltimo estado de pago en el cual existen pavimentos, solo se cancelaran hasta la base de pavimentación, siempre y cuando no se cuente con el certificado Serviu V Región.
¿Que certificado, Provisorio?, ¿Cómo se cancelara la parcialidad de lo detallado, si los precios de reposición de pavimentos incluyen las respectivas bases de pavimentación?
Respuesta 78: Para el pago total de las obras de pavimentación, se deberá presentar certificado de recepción por parte del Serviu.-
Debemos tener en cuenta, que el Serviu entrega el certificado de recepción provisoria, una vez terminada la obra, recibida por la inspección y entregada la segunda boleta de garantía, a cargo de la empresa, (Stella), al termino del cual, el Serviu emite el certificado de recepción definitiva.
Entonces ¿por que dice la defensa, que Stella no cumplió en entregar las garantías Serviu, si las obras fueron pagadas por Esval en su totalidad?, o debe interpretarse que Esval no cumplió con la bases y pago de benevolente y en una actitud compasiva hacia la empresa?.


C)- Explicación Caso Los Lucumos (Área Quillota).-

Es importante aclarar este problema porque según la defensa la Regional, Quillota no entrego mas obras de alcantarillado a Stella, por problemas incapacidad técnica, de recursos, de administración que se registraron durante la ejecución de esta obra.

Las obras de los Lucumos fueron tres, Lúcumo I , Lúcumo II y Lúcumo III, todas de alcantarillado, de grandes y medianos diámetros ( mas de 350 mm en PVC, y un notable grado de complejidad), obras que se desarrollaron en periodos separados unas de otras. Todas terminadas y entregadas funcionando, en la actualidad sin problemas operativos causado por la mala ejecución de los trabajos. Por lo que hace falso cuando Esval, menciona el primer párrafo de la pagina 9, y dice: “Pero independientemente .... Así sucedió por ejemplo en las obras de alcantarillado que Stella S.A. debía ejecutar en la Población Los Lucumos que fueron tales los problemas y reclamos que se originaron por el retraso y el desorden....”
Cabe aclarar y tener muy en cuenta que de las tres obras, la Lúcumo I y III, fueron colectores de alcantarillado construidos sin problemas, pero la Lúcumo II, tuvo grandes problemas de resolución técnica en el proyecto, a cargo de la inspección de Esval y que derivo en molestia vecinal.
Incluso, el plazo de termino de estas obras se vieron afectados por tener que realizar trabajos de instalaciones internas a las casas particulares, para ser conectadas a la red exterior, trabajos que no correspondían al contrato, pero que la empresa se vio en la obligación de aceptar por la razón de que Esval presionaba con la terminación de esta obras para disponer de otras obras, siempre sujetas al pago de los derechos por rotura de calzada o veredas que correspondía cobrar a la Municipalidad para la entrega de terreno.
Esval tenia serio problemas con la Municipalidad al no querer pagar los permisos municipales. Estos conflictos entre Esval y la municipalidad existieron desde el principio de este contrato, exactamente empezaron cuando terminábamos el primer contrato marco.
Volviendo a la obra Población los Lucumos, Stella se vio obligada a solucionar estos dos problemas;
El problema Vecinal: la construcción en el interior de las viviendas requería de pedir permiso, esperar para que el vecino diera el permiso y recién entrar a las casas de cada vecinos en la hora que ellos estipulaban, a realizar el trabajo, demorando considerablemente el tiempo de ejecución, porque no se conseguían rápido estos permisos, además que no se podía trabaja con mas gentes que las imprescindible por ser trabajos interiores.
Y el problema técnico: debido a un problemas con las pendientes que se presentaba en cada caso en la red externa, y en la salida desde la cámara séptica interior a las casas al conectarse con la red exterior. La inspección de Esval debía entregar las soluciones lo que les tomaba mucho tiempo en encontrarlas, por lo difícil de la situación. Es importante destacar que este contrato es específicamente de ejecución de los proyectos que Esval ordenaba, por lo tanto mientras Esval no resolvía el tema técnico, teníamos que estar supeditado al tiempo que ellos demoraban.
Este atraso motivo, la molestia de los vecinos, pero sobre todo de la municipalidad, que termino haciendo reclamos periodístico por radio y diario de la capital, poniendo en tela de juicio la capacidad de Esval y de la empresa, en dar soluciones a las demoras. Además Stella se tuvo que hacer cargo sin culpas, de las faltas de señalización de otras empresas que en ese momento estaban trabajando en el mismo lugar.
Incluso teníamos el permiso del área de Transito de la Municipalidad, habíamos entregado todos los requisitos de las normas que pedían, pero en el área de Rentas de la Municipalidad, debido al conflicto que tenia Esval de no querer pagar los derechos municipales se oponían a que las empresas continuaran con los trabajos y al final el Administrador de nuestra empresa, el Ing. Ricardo Vega, logro la autorización de la municipalidad para poder continuar con la obra, prometiendo que esta seria terminada a fines de Noviembre.
Es una excusa burda la que utiliza Esval al poner como razón el retraso, desorden y mala ejecución de los trabajos, porque no puede justificar que al final del año no, pudieron entregar otros trabajos de alcantarillado comprometidos por el contrato para cumplir con el mínimo exigido, porque al no pagar los derechos municipales, no podían disponer del lugar y además por un problema de orden financiero, puesto que el nuevo administrador interino a cargo de la regional Quillota, me menciono que el nuevo directorio de Esval,( acordemos que los Ingleses vendieron a La financiera y se formo un nuevo directorio) tenia que aprobar el presupuesto para este segundo periodo, en el cual se encontraba este contrato, para disponer del dinero.
A raíz de esta revuelta periodística, acordamos reunirnos en privado , con el Subgerente zonal, Ing..............., y acordamos que para aplacar los ánimos, procediera a cambiar al administrador de la obra, que dejara sin efecto el descargo por diario, para no agravar mas el tema, porque perjudicaba directamente a Esval, acordamos dar nuevo plazo a la obra para su terminación. Cabe aquí mencionar que en el transcurso de la reunión, hizo referencia a que el motivo de este disturbio periodístico, se había originado por los problemas entre Municipalidad y Esval, por la negativa de Esval a pagar los derechos de ocupación y rotura de calzada .
Al respecto de este tema , debemos tener en cuenta que Las Municipalidades de Quilpue, Villa Alemana, Limache, Quillota, Viña del Mar, y otras, tenían juicios en contra de Esval por el pago de los derechos de rotura y ocupación de calles, etc, por los que los ánimos estaban muy encendidos de los Municipio con Esval, solo San Felipe tenía un convenio con la Municipalidades de esa Zona, motivo por el cual se desarrollo un programa de obras mas extenso que en las otras áreas, no obstante faltar entregar algunas obras de alcantarillado, para llegar a cumplir con los mínimos garantizados.-,
Retomando el tema Lucumos, el nuevo plazo a la obra acordado para su terminación, no se respeto y aplicaron multas, por un 40% del monto de la o obra, cuando por base no puede superar el 5%,, las que fueron rechazadas por Stella, presentando el descargo correspondiente, relacionada en parte con este articulo, al que no se le dio lugar y fueron aplicadas dando lugar a la defensa a decir que se aplico por negligencia de Stella en las terminaciones de las obras.

D)- Rechazo de obras por Stella del Area Viña.

El motivo por el cual Stella rechazo obras en la Regional de Viña, y conste que fueron las únicas que se rechazaron, durante el primer año de contrato, y que fue aceptado sin problemas por la Regional se debía a que el tipo de obras, entregadas no respondían al marco contratado, por las características de las obras. Y eso se motiva porque la Regional Viña, tenia serios problemas con los municipios, por razones del pago de los derechos. Este motivo impedía a Esval, cumplir con la entrega de las obras comprometidas e indicada en los planos entregados con las bases licitatorias y procedió en su lugar, entregar obras que por su complejidad y pequeña extensión no cumplían con el contrato, aproximándose a las obras de mantenimiento contempladas en otro contrato vigente , cuyos precios son mucho mas caros que el del contrato, podemos decir una relación 6 veces mayor, motivo por el cual Stella procedió a rechazar con el consentimiento de la Gerencia Regional, conocedor de este problema.

E)-PERMISOS MUNICIPALES,

Es muy importante destacar ( la defensa en ningún momento menciona en su larga exposición este hecho), que el origen de atrasos y de incumplimientos a partir de la entrega del contrato, fue motivado por Esval por no pagar los permisos por ocupación de calzadas, que otorga la Municipalidad.
El procedimiento para comenzar una obra, por parte de la empresa comenzaba con la gestión a cargo de la empresa, ante el Serviu y la Municipalidad, para que se otorgue el permiso de comienzos de obras previo pago de los derechos. Esval en el caso particular de la Municipalidad, no pagaba estos derechos por una problema legal, netamente de Eval con la Municipalidad, motivo por el cual la Municipalidad no otorgaba ese permiso y no se podía comenzar las obras hasta cumplir con este requisito.
Por esta causa se demoraban días o meses el comienzo de las obras y en otras varias ocasiones se llego a la suspensión de las obras, sin mediar pago por el tiempo inactivo ocupado por la empresa, por los improductivos ocasionados por concepto de; combustible, personal, maquinas, equipo y herramientas, obrador y otros, esperando la autorización de comienzo de obra.- Esta situación fue motivo de varias reuniones con los Subgerente Zonales, atendiendo y reconociendo la gravedad de esta situación pero no pudiendo dar solución a estos problemas.
En algunos casos el Administrador de obras Zonal, concurrían a reuniones con funcionarios de la comuna, sin resultado. Menos podía conseguir la empresa, a la en particular Viña, solicitaba poner mas energía en gestionar y conseguir los permisos, cosa que era imposible porque no depende de la gestión empresaria el motivo de la negativa Municipal.
Como antecedentes están vigentes varios juicios por este concepto encabezados por las comunas de Quillota, Viña del Mar, Quilpue, Limache y otras, contra Esval. Entiendo que Limache gano el juicio a Esval por pago de los derechos.

F)- AREA SAN FELIPE- Con relación a Facturas no pagadas y rechazo de Estados de Pagos presentados.

Caso Llay Llay- población Eliester Estay.-
Cabe mencionar que la inspección no aprobó el estado de pago correspondiente a esa obra, sin mediar causa para ello y la defensa alude a lo siguiente:
El método a seguir para emitir un estado de pago, es la siguiente, se miden los trabajos ejecutado y se vuelcan estas medidas en la planilla de precios y se obtiene el valor a facturar, agregándole el IVA.-
La explicación que da la defensa para este caso, según este párrafo Pág. 15.- es el siguiente: “En la instalación de uniones domiciliarias ..... Esval dice que rechazo el estado de pago ...... por $ 15.172.529.-, debido a que este valor difería sustancialmente, (habiendo presentado Stella un E.P. por $ 16.809.875.-, según listado de pag 30 punto 2.2) “del valor acordado por las partes para la ejecución de las obras” que era de $ 8.987.018.- sin que existiera y ni se justificara ninguna obra adicional a las que se había acordado por las partes”, el párrafo repite dos veces la frase “ acordado por las partes”, la pregunta que surge, ¿los estados de pago se hacen por un acuerdo de las partes y no por los valores que resultan de multiplicar los trabajos realizados por el valor unitario de estos trabajos?.
El estado de pago presentado y rechazado por la inspección estaba calculado en base a los trabajos realizados efectivamente, multiplicados por el valor unitario de cada trabajo realizado, porque no existe ningún acuerdo entre la empresa y la inspección para cobrar “mediante acuerdo” los trabajos, y menos en esos montos.

Otro causa es la Renovación matriz Carlos Díaz. Si bien es cierto que hubo algunos problemas en la terminación de los pavimienos, la obra quedo operativa, el problema radica en algunos tramos de los pavimentos, que la inspección serviu solicito mejorar. De todas forma la empresa se reunió en varias ocasiones con la inspección del serviu, para estudiar el problema de la reparación de algunas micro fisuras, cuya reparaciones no eran superior a $800.000, y que en ese momento no lo pudimos hacer porque no disponíamos del dinero, por se rechazados varios estados de pago sin mediar justificación alguna. El estado de pago final obra presentado por la empresa es de $14.665.521 millones, que la inspección rechazo sin causa reconociendo unilateralmente, un estado final por la suma de $ 6.334.929, que tampoco fue facturado ni pagado.
Entonces Esval debe a la empresa por estas obras realizadas que están todas operativas la suma de $29.838.050.
De todas manera en el supuesto de aceptar los valores reconocido por la inspección el monto adeudado asciende a la suma de ($8.987.018+$6.334.929)=$15.321.947 que no fueron facturados ni pagados.


E)-Mínimos Garantizados. Pág. 6 a Pág. 13

Es muy importante por ser la base del reclamo, dejar entendido el concepto del Mínimo Garantizado del CM., de manera que las obras en ningún caso pueden ser tomadas como valor único, como pretende hacerlo la defensa, aunque reconoce que no cumplió con el mínimo comprometido:
Al final del primer párrafo de cuadro Los Lucumos en la pagina 9 dice: “...............Tal situación derivo que mi representada se viera imposibilitada de encargar tareas de alcantarillado en la cantidad necesaria para cumplir con la cifra parcial comprometida en tal sistema...” aquí la defensa reconoce que existen dos tipos de mínimos garantidos, agua y alcantarillado.-

Explico: El contrato marco entiende dos grupos de obras, y cada uno de ellos conforma un marco con mínimos garantizados que son: el grupo de obras de agua potable y el grupo alcantarillado. Cada uno de estos tiene sus propios ítem y volúmenes de obras que da lugar al mínimo garantizado.
No es correcto lo que dice la defensa que ambos grupos conforma un precio único cuya sumatoria hacen al mínimo garantizado, y que ellos exponen en el párrafo anterior señalando la diferencia.-

Valor Único (Pág.6)

Pasemos ahora a demostrar el error de concepto de la Defensa, cuando menciona que tanto las obras de redes de agua como las de alcantarillado son las mismas porque emplean los mismos recursos de materiales, personal e infraestructura, por lo que el valor anual que debía considerar los oferentes estaba representado por la sumatoria de las obras garantizadas por concepto de agua y alcantarillado como valor único. Y dice la defensa: “por eso se da un valor único que deben reunir para cumplir con los mínimos garantizados”.

Aclaración: Existe una marcada diferencia en la infraestructura, debido a los diferentes métodos constructivos, y de recursos, entre las obras de agua potable y alcantarillado, situación que Esval conoce, pero al parecer desconoce la defensa por cuanto aduce, según su escrito que son las mismas, y de allí que se arma un valor único, cosa que incluso las Bases de Licitación del Contrato Marco, establecen la diferencia al clasificar Esval, en la planilla del Cuadro de Precios en dos columnas, una para Agua potable y otra para obras de alcantarillado.
Para entender la diferencia, tengo que exponer antes algunos datos técnicos constructivos. Las obras de agua, son instalaciones generalmente de poca profundidad máxima 1.5 MT con respecto a nivel de terreno, y que no tienen mayor problemática en su construcción, mientras que en alcantarillado, la profundidad promedio de excavación son superiores a los 3 mt, llegando en algunos casos a profundidades de 7 metros, o superiores, de acuerdo al proyecto y a los niveles de terrenos . Esto conlleva realizar trabajos especiales durante el zanjeo como son entibados especiales de madera o metálicos según el caso, vaciado de aguas subterráneas, manter seco el lugar de trabajo mientras se construye, con las medidas de seguridad que ello representa, construcción del fondo de zanja, quiere decir construir cama de apoyo de la cañería, la que debe seguir una pendiente determinada para que escurra el liquido por gravedad, es imprescindible la presencia de topógrafo que con aparatos ópticos de precisión, tiene que dar niveles por cada caño. Así también son diferentes las capacidades y potencia de maquinas para la excavación, porque como dijimos las profundidades son mayores y deben respetarse, en cualquier tipo de terreno, también el grupo humano de instaladores son cuadrillas de maestros especialistas en el ramo, con mucha experiencia en estas instalaciones, por ende deben ser mejor remunerados. Generalmente un maestro colocador de Alcantarillado instala redes de agua sin problemas, pero un maestro instalador de redes de agua, no instala alcantarillado.
La empresa estuvo obligada por contrato a mantener la estructura de estos dos grupos integrados por maestros especializados, maquinas, herramientas, profesionales y técnicos especializados en desarrollar ambas tareas independientemente para agua y para alcantarillado.

Bien a partir de estos conceptos constructivos es que Esval, conocedor de esto clasificó dos grupo de obras bien definidos en sus planillas de precios y otorgando los Mínimos garantizados por cada grupo. Una por redes de agua y otra por alcantarillado.
Entonces cualquiera de estos grupos( redes de agua o alcantarillado) que no cumplan con los mínimos garantizados comprometidos, Esval esta incumpliendo con las bases y por ende con el contrato.-
Además, debemos tener claro que los mínimos garantizados se obtienen a través de los volúmenes mínimos garantizados, indicado en el cuadro de precios de cotización.-
No entra en discusión ni se considera los volúmenes excedentes a las cantidades mínima indicada en el cuadro de precio.
Repito, solo interesa en nuestro contrato, cumplir con los volúmenes mínimos indicadas en las planillas de cotización. Los volúmenes que se exceden de estos mínimos comprometidos, no deben ser considerados en la sumatoria de los ítem faltantes, para completar el monto total del mínimos garantizado.
Ese es en rigor lo contratado y lo que tuvimos en cuenta todas las empresas en cotizaciones, por lo tanto Esval, tenia que preocuparse de comprometer y ejecutar esos volúmenes, independiente a que otros ítem excedan de estos valores los que no se contabilizan en esta sumatoria.

Equilibrio en la ecuación Volumen mínimo-Precio unitario propuesto.-

Entonces dijimos que el Volumen es una variable que depende de las obras que entrega Esval, y que hacen a los mínimos garantizados, mientras que el precio unitario que cotiza la empresa es fijo, y se forma por el costo directo mas el gasto general directo mas el gasto general indirecto mas la utilidad.
Costo de obra = Volumen mínimo x Precio Unitario presupuestado.-
Donde el Volumen es variable que depende de las obras entregadas.-
Precio Unitario; en esta ecuación es un valor fijo.

El costo de obra y los gastos generales directos e indirectos, para que dejen utilidad, depende de que se cumpla la igualdad respecto al volumen de obra comprometido, caso contrario se rompe el equilibrio calculado y el gasto general directo mas el costo, echan mano a la utilidad, y luego al patrimonio de la empresa.
Y esto es lo que tratamos de demostrar en este juicio, que no se cumplió con el equilibrio volumen-precio, con el consecuente deterioro económico financiero de la empresa, a costa de su patrimonio.-
Con respecto a la referencia que hace la defensa, que la empresa no cumplió con los plazos, por no tener capacidad de ejecución de obras es falso, y a lo ya expuesto, completamos lo siguiente:
Caso de la Regional Viña
La primer reunión que se realizo en la subgerencia de Viña del Mar, apenas adjudicada la obra, con la presencia del sub.- Gerente Zonal de Viña ing. Luis Rivero y el Jefe de Operaciones Mauricio Danton , se entrego a la empresa un programa de obra para comenzar a trabajar de inmediato, en el que había obras importantes, coincidiendo con los planos que fueron entregados en las bases, como referencia de obras a ejecutar, y que se tuvo en cuenta para la cotización, que justificaba la infraestructura solicitada y la continuidad de obras. Pero, cuando la empresa solicito los permisos a la Municipalidad de Viña por la rotura de calzada, la sub. gerencia de Esval, se negó a pagar estos derechos, por problema que existían entre Esval y La Municipalidad de Viña, donde hay actualmente juicio vigente por pago de derechos, problema estos ajenos a Stella, pero que afectaron el comienzo de las obras. Para solucionar el problema inmediato, ya que no se podían construir las obras mencionadas, se nos comenzó a entregar obras que no condicen con el programa propuesto, por ser de obras de menor extensión, alejadas una de otras, teniendo que considerar cuadrillas de personal capacitados para obras mayores y afectarlos junto al equipo a obras de mínimas extensión, y rendimientos, mientras tanto, se llegaba a un arreglo con la municipalidad, para obtener los permisos de comienzo de obra.
Es importante este hecho, porque se repite a lo largo de toda la obras propuestas por Viña, y es allí donde comienza el incumplimiento de Esval y la incongruencia que se produce, del momento que nos exige a mantener una estructura preparada para el tipo de obras que mencionan en los planos de las bases o mayores, cuyos costos no se cubrían con las obras entregadas, de muy poco rendimiento y extensión, no condice con la estructura solicitadas mínima solicitada en las bases, para la instalación y renovación de redes y no a la reparación de redes, que son trabajos diferentes y de montos diferentes, en nuestro caso solo se amortiza con obras como las indicadas en el programa originalmente y que nos resultaba muy antieconómico la ejecución de reparaciones por ser obras sin rendimiento, lo que destruye al poco tiempo el orden del trabajo y en consecuencia comienza el tiempo ocioso de personal y maquinas, originado por un problema de Ésval, que lisa y llanamente lo derivo a la empresa. Estos juicios entre Municipalidad y Esval, son de publico conocimimiento y hasta ahora están vigentes.
Este inconveniente se repite en el área Quillota, donde también existen estos problemas de Esval con la municipalidad, con igual consecuencia para la empresa, con la diferencia de ser obras mayores pero mucho mas distanciadas en tiempo, ocasionando tiempos ocioso del personal y maquinas de la empresa. Solo el área de San Felipe no tenia estos problemas aparentes había un acuerdo con la municipalidad y las obras del grupo agua potable, comenzaron a ejecutarse en esa administración, la que cumplió con los mínimos comprometidos, en grupo agua potable, pero no en alcantarillado, pero no fue suficiente para solventar los mayores gastos generales, ocasionados por las otras dos áreas sobre todo la de Viña del Mar.
Queda claro que en ninguna de las áreas Esval cumplió con los mínimos en grupo Alcantarillado y en particular el Área Viña que además entrego obra de mantenimiento por su características y magnitud comprometida en los planos entregados originalmente al entregar la bases.

Relacionado a las obras de Ingeniería. Pág. 7 –8.-

Las obras de ingeniería podían ser parte del contrato marco, esa era una contratación directa que el departamento. de ingeniería de Esval entregaba a la empresa, en virtud de los precios del contrato marco. Es cierto que la modalidad era presentar un plano computado a la empresa y se afectaban a los precios unitarios del contrato, entonces recién estudiaba el departamento si le era conveniente o no y de allí adjudicaba con contrato independiente bajo los mismos términos del contrato marco, sin importarle si empleaba los mismos recursos o no del contrato. Tenia inspección diferente al contrato, dependía del dto. de Ingeniería, no de Operaciones, hacia contratos con diferentes números, y generalmente nos solicitaban técnicos y profesionales, con dedicación exclusiva a la obra, contratando la empresa personal adicional al que ya estaba contratado para las obras del contrato marco. Cuando la defensa transcribe el procedimiento a seguir para contratar obras, esta poniendo de relieve la contratación directa de la obra, y por ultimo en el pto 4 dice que emitida la OT, se generaba el contrato especial, indicando el amparo del seguro y de las garantías del contrato marco los que quedaban así afectados. No obstante se tuvo que pedir una extensión de la póliza a la compañía de seguro para cubrir la obras de ingeniaría, la cual tenia un costo adicional para la empresa.
También se dio el caso de hacer solo obras no conexas como son las construcción de mas de 20 cámaras reductoras en el área Concon-Viña- Valparaíso, distintas a las que cotizamos en el contrato, y otras obras como el caso de cruce de ruta con túnel liner especial, y otras de características constructivas diferentes, como el caso de Riecillo en Los Andes-San Felipe donde se comprometieron la construcción de 34 cámaras de inspección en berma, frente a la ruta nacional y la limpieza del colector antiguo Riecillo para su aprovechamiento en futura obra de alcantarillado, y que después de construir mas de 14 cámaras quedo sin efecto la construcción de las faltantes, quedando sin pagar el resto de las cámaras suministradas por Stella.
Stella nunca dio el consentimiento porque no necesitaba darlo del momento que eran obras contratadas directamente con el dto. de ingeniería y nunca dependieron del departamento de Operaciones del cual dependía el contrato marco. Cabe señalar que Stella, considero oportuno aclarar en su reclamos, que las obras de ingeniería no corresponden al contrato marco porque Esval, con el afán de llegar a cumplir con los mínimos, pretendió colocar todas las obras bajo el amparo de un mismo contrato.
Para terminar este punto , recalcamos, que estas obras del dto. De ingeniería tenían contratos diferentes, inspecciones diferentes, Dtos diferentes, nos solicitaron administradores distintos al del Contrato Marco, se tuvo que solicitar ampliación de la póliza, y además, estas obras no estaban incluidas en los planos que acompañaban las bases para su estudio, lo que le da la figura legal de una contratación directa, con precios ganados en licitación de otro contrato.















La defensa pone énfasis Pag 3- en el incumplimiento de pago de sueldos y de imposiciones, llegando a mencionar que Stella, presento certificados adulterados de imposiciones para recibir el pago de facturas. Hace referencia también a incumplimiento de pago a sus proveedores. Acusa de pretender cobrar por tercera vez las facturas 716, 717, 718, 728, 729 y 730 , que pago Esval “con pago a cuenta” a la empresa Stella y que luego canceló esas mismas facturas al BCI factoring (hecho que se debe confirmar con el Factoring del banco BCI), pretendiendo que sean pagadas nuevamente mediante el juicio.
Respecto de pago que el 9 de Mayo le hizo al Factoring, esta fecha es posterior a la demanda.
Menciona tamben que el 26 de Marzo de 2004 hizo un pago de las mismas a la empresa Stella, lo cual es FALSO. Solicitamos que nos muestren el original del recibo de pago firmado por una persona autorizada de la empresa Stella. De existir un pago a cuenta como lo menciona la defensa, cabe la posibilidad de que haya sido aplicado con posterioridad, aplicación que no fue informada a la empresa Stella.














La defensa justifica que Esval cumplió con todos los requerimientos del las bases, que cumplió con los mínimo garantizado, Dice pag. 4 “Los trabajos ejecutados fueron mayores que los mínimos garantizados por la normativa contractual, los que además se mantuvieron constantes en su ejecución mensual. Obteniendo la empresa los resultados calculados”- que la empresa hizo abandono progresivo de las obras encomendadas atendida su clara e inequívoca incapacidad técnica administrativa, y de un comportamiento contractual negligente.
Pretende Justificar que Esval no solo entrego los mínimos de obras asegurados en contrato, sino que también dio obras de ingeniería, las que se sumadas pasan con creces los montos mínimos.
Hace referencia de la impropia actitud del demandante en llamar a este nuevo contrato marco II y contrato marco I al anterior, empleado como parámetro comparativo con respecto a las cantidad de obras entregadas, (presume la defensa la intención de establecer una relación entre las dos contratos marco, para demostrar el incumplimiento de su defendida en las entregas constante a lo largo del año)., menciona la defensa que este comportamiento es inadecuado por cuanto las aclaraciones estipulan que –“en ningún momento debe considerarse como volúmenes de obras probables a ejecutar en el contrato marco de renovación que se licita” y vuelve sobre el particular mencionando que este contrato suscrito, tenia obras garantizadas, pero dicho mínimo consistía en una cantidad anual de obras.
Dice, “Sobre el particular es necesario aclarar que la programación de obras no tiene por objeto acordar o convenir una cantidad de obras mínimas o precio mensual a pagar al contratista, sino que optimizar la ejecución de los trabajos en función de las prioridades establecidas por Esval” . Vuelve al ataque mencionando que en todo caso corresponde consignar desde ya que las programaciones de obras no se cumplieron única y exclusivamente por culpa del contratista, como se acreditara mas adelante.
Tampoco es efectivo dice lo que exponen los demandantes en el sentido que el contrato contempla un equilibrio que se debía cumplir y que tal equilibrio correspondía al resultado de la proporción entre los montos de obras comprometidos mensualmente por Esval y la sumatoria de las erogaciones mensuales originado por los costos directos, gastos generales y utilidades de Stella.
Dice la defensa , que si bien este puede ser un parámetro para establecer un equilibrio, en las prestaciones de un contrato que no regule la materia, en este caso no es así, puesto que las bases , anexos y en el proceso de preguntas y aclaraciones, fue muy expreso en el sentido de señalar que si bien se garantizaba una cantidad de obras anual, no existiría un mínimo de facturación mensual garantizada. Y continua diciendo que ; “Respecto de esta materia, corresponde señalar que cualquier sea el criterio que se pueda tener sobre la forma en que debe operar el contrato, la norma antes trascrita no puede ser interpretada de otra manera que la señalada en la Bases, pues en Base a este criterio, fue que todos los oferentes calcularon y determinaron el valor o precio unitario por las respectivas prestaciones consideradas en la licitación, razón por la cual, por tratarse de una situación específicamente regulada en las Bases, tales condiciones no se pueden alterar durante el cumplimento del contrato. Continua el alegato y por allí dice que la únicas cantidades de obras garantizadas eran las señaladas en el cuadro de precios que esval entrego a todos los oferentes en base al cual cotizaron sus precios, y termina diciendo que “cualquier especulación sobre mayores obras corresponde solo a una suposición del propio oferente y de su entera responsabilidad”.







Acto seguido entra a considerar las obras de Ingeniería entregadas, diciendo: “en todo caso, en lo que se refiere a las obras de ingeniería, con la plena voluntad y consentimiento de Stella respecto a la incorporación de dichas obras al referido contrato”.

Después continua mencionando que efectivamente una cantidad de obras garantizadas en agua potable y alcantarillado, expresadas en metros lineales, que se debía encargar anualmente al contratista y cuya ejecución va obviamente asociada a un valor anual. Debido a que los recursos materiales, personal e infraestructura a utilizar por el contratista es la misma tanto para agua como para alcantarillado, el valor total anual que debían considerar los oferentes estaba representado por la sumatoria de las obras garantizadas por concepto de agua y alcantarillado como valor único.-

Ojo que aquí la defensa trata de establecer un único valor resultado de la sumatoria y no es así, el contrato se refiere en particular a obras de agua y de alcantarillado tomando itemizado diferentes y montos mínimos garantizados comprometidos por cada uno de los rubros, ya sean agua o alcantarillado, en la planilla esta perfectamente indicado. Y eso además es porque , las obras tienen técnica constructiva son diferentes.

Ojo a tener en cuenta por aclaraciones: N78 dice la respuesta; Para el pago total de las obras de pavimentación se deberá presenta Certificado de Recepción de los pavimentos, por parte del Serviu.
Pregunta 85: los volúmenes de tierra para alcantarillado deben ser cobrados separadamente.
Pregunta 88; a) las cantidades de obras presentadas en el cuadro de precio podrán tener variaciones, contesta NO, corresponderán a las OT generadas en el periodo de OT mensuales , existen estadísticas disponibles b) Existirán un mínimo de facturación mensual garantizada; b) NO corresponderá a la de facturación de la ot correspondiente.-



GARANTÍAS MENCIONADAS EN PAGINA 35 (2.5) Y 36.
Esval hizo efectivo el cobro de garantía al banco BBVA. Esta garantía corresponde a la obra del contrato Nª ......“ Aduccion Papudo Zapallar......”, obra que no corresponde al contrato marco, y completamente terminada y entregada con todos sus certificados conforme a todas las exigencias, en tiempo y forma, obra por la cual Esval percibe ingresos desde la fecha de entrega. No tenia razón alguna para corar su boleta de garantía.



(GERMANISCHER LLODY CERTIFICATION Gmbh de Hamburgo, QUE ES LA INSTIUCION DONDE SE DA LA APROBACIÓN PARA QUE LE EMPRESA PERTENEZCA A LA ISO CORRESPONDIENTE. )


EXPLICATIVO Nº2
Juicio Esval.
Explicativo para Contestación demanda.-
Escrito el 2 de agosto del 2006

PARTE 2
1 .- La Empresa que resulto adjudicada por el Contrato Marco Zonal Valparaíso fue : “CUBILLOS”. Esval no cumplió en entregar la cantidad de trabajos contratados y rescindió contrato unilateralmente sin resarcimiento por el contrato, motivo por el cual la empresa queda muy mal posicionada, desapareciendo del sistema.

2.) Francisco, Julio Labra recibió la documetancion entregada por el anterior estudio a cargo del juicio, Estudio Jurídico de Pablo Cahis, Santiago Jiménez y Sergio Santibáñez, donde creo deben haber facturas y otros documentos que no tengo registrado y que pueden ser útiles para presentar como antecedente probatorio. Se tendría que revisar esa documentación.

3 .- Es importante las especificaciones de las bases, que el compromiso de Esval era mantener con obras a la contratante Stella.
En el informe del perito Auditor contratado “Consultora Estudio Jurídico y Contable Ibáñez” contratado por Stella, para determinar las pedidas ocasionadas por causas contrato marco en ejecución y que en su oportunidad se le entrego copia del resultados (aun considerando todas las obras entregadas, incluso las del departamento de Ingeniería de Esval que no corresponden a este contrato), a Horacio Hollman Subgerente de Contratos y a Juan Araya el Tesorero (con mucha autoridad dentro de Esval), dice:
De esta forma ESVAL compromete una cantidad mínima de obras a ser ejecutadas, a realizar una programación anual que será revisada mensualmente con el Contratista (Art. 14 de las bases) y exige un nivel de calidad de profesionales y recursos correspondiente a estas obras, en el contrato Marco” INSTALACION Y RENOVACION DE REDES DE AGUA POTABLE Y ALCANTARILLADO”.
El contrato esta estudiado en base a ECONOMÍAS DE ESCALA condición necesaria para obtener mejores precios de costos, dada por la cantidad mínima de obras mínimas contratadas, por la cual se obtienen mejores precios en materiales, mejora el redimiendo productivo de maquinarias, personal jerárquico contratado y de la mano de obra especializada.

Observación PARTE 2
En la parte I, hablé de conceptos del mínimo garantizado, demostrar la capacidad empresarial de ejecución de obras, que durante el desarrollo del contrato marco se mantuvo intacta, de las obras no entregadas y de las causas del incumplimiento de las áreas Quillota, San Felipe y Viña del contrato, la causas de no entregas por parte de Esval de las obras proyectadas en los planos de propuesta, del injustificado rechazo de estados de pago en San Felipe, de las entregas en tiempo y forma todos las garantías bancarias y del Serviu, como así también de las pólizas solicitadas por bases.

Facturas no pagadas- Pág. 16
Stella, dijo en su escrito de demanda Pág. 80 letra d, “Esval retuvo sin justificación legal o contractual el pago de obras ejecutadas por Stella respecto de las que se había concluido la totalidad del proceso de tramitación a su pago, valiéndose además de dichos instrumentos para descontar el crédito social de las mismas.

La defensa contesta “todo ello es falso, por cuanto Esval pago todo lo que ejecuto y se recibió a su conformidad y no existen estados de pago pendientes de solucionar a Stella, es mas , las faenas que denomina “Trabajos efectuados y no cancelados” dice referido a las facturas Nª 716, 717, 718, 728, 729 y 730, se trata de créditos que fueron pagados directamente por Esval a Stella por vía de anticipo de facturas y que, no obstante de igual modo Stella procedió a transferir dichos créditos a terceros, factorizándolos, entonces ya obtuvo por los mimos un doble pago y ahora pretende un tercer pago. Juzgue US.

A continuación haré referencia a un relato de lo ocurrido en la ultima etapa de cierre del contrato

Bien, comienza en los primeros días del mes de febrero , cuando nos reunimos con el Tesorero General, Juan Araya a fines de febrero, mostrando un estudio basado en la economía de escala y aplicado al principio del contractual mínimo garantizado y las consecuencia directa que afectan esta situación financiera económica de la empresa.
Este estudio fue contratado por Stella con la consultora “CONSULTORES asociados ...........”, el estudio hace referencia a la economía de escala, base de todo contrato marco, donde es imperativo el cumplimiento de sus mínimos garantidos. En ese estudio se demuestra mediante planillas y cuadros de calculo el desfasaje financiero económico que se produjo, consecuencia de no alcanzar la facturación limite o punto de equilibrio, dado por la cantidad y continuidad de obras compromeditas por contrato.
Conversamos sobre el tema y dejamos copia al Tesorero General y al Subgerente de contrataciones Horacio Hollmann, demostrando como afecto a Stella, el mal desempeño del contrato influyendo directamente en la economía de empresa, en base a esto testimonios, les pedimos apoyarnos a superar parte de esto problemas, agilizando la aprobación de los estados de pagos y elaboración de facturas, a lo que Juan Araya y Horacio Hollmann, dijeron estudiar el problema para facilitar pasar este desfase económico financiero de la empresa, pero en realidad no se hizo mucho.
Preocupado Horacio Hollmann, por el pago de las imposiciones y de los proveedores, teníamos charlas muy seguido sobre el tema, y en una de esas conversaciones le mencione que no tenia pagadas las imposiciones del mes de Diciembre 2003, (para la fecha del pago de imposiciones de ese mes, Juan Araya estaba de vacaciones, por esa razón Sara, que era con el que tenia mas confianza, no le pudo pedir dinero a el para pagarlas, y se quedaron sin pagar), porque no me alcanzo el dinero, al poco tiempo le entregamos los originales a Esval (hasta el día de hoy ellos tienen esos originales), una sola vez Juan Araya nos adelanto un dinero y solo una vez fue a cuenta de estados de pago que la empresa tenia en proceso de aprobación, o sea de obras realizadas.
Juan Araya, el 15 de Marzo autorizo adelantar a cuenta del pago de estados de pago cursados en proceso de aprobación una cantidad de 7,8 millones (valor que aplicó, según asegura en la pagina 33 la defensa a la factura Nª 720, dato no me consta, porque no lo deponíamos, antes de presentar el juicio nuestro, porque no nos entregaban ninguna información y esta factura estaba en proceso de aprobación). Este adelanto de 7,8 millones se ocupo total y únicamente a lo acordado con Araya, para ser destinados únicamente al pago de sueldo e imposiciones, después de presentar todas las planillas de sueldo y jornales y de imposiciones del mes de Febrero. Hecho el pago se curso de inmediato el antecedente del pago a estos fines, rindiendo cuenta a Juan Araya de todo y cada uno de estos pago, con recibos y planillas de imposiciones de febrero pagadas.
A los pocos días del mes de marzo el Tesorero Juan Araya, le dice a Sara que no cursaba mas adelantos ni pagos de facturas a la empresa, mientras no se cumpla con todos los requisitos solicitados para la aprobación de estados de pago y facturas, aprobación que en ese ultimo periodo se demoraba mas que lo acostumbrado.-(Entonces en Febrero del 2004, Stella no contaba ni con las obras comprometidas, ni con pagos adelantados a cuenta de estados de pagos, manteniendo una estructura pesada cumpliendo con el contrato y sin perspectivas de tener obras, ESE ERA EL CUADRO DESOLADOR ACTUAL Y SIN FUTURO DE STELLA, CON RESPECTO A LOS MINIMOS DEL 2004, POR INCUMPLIMIETO DEL MANDANTE).-
CABE SUGERIR QUE LA EMPRESA COLEGA “CUBILLOS” QUE SE ADJUDICO EL MARCO DE VALPARAÍSO, PASABA POR SIMILARES CONDICIONES, DESAPARECIENDO DEL AREA VALPARAÍSO EN ESA FECHA.
Cabe destacar que a mediado de año 2.003, comenzamos a tener problemas con varias facturas emitidas, porque en muchos casos era devuelta, por pequeños errores de ajuste numéricos, avisando a la empresa recién una o dos semana después de entregadas, y en algunos caso llego a tres meses.
Este desorden administrativo de Esval, nos acarreo serio problemas con el factoring del BCI, puesto que factorizamos de inmediato las facturas, las que después teníamos que reemplazar, con las consecuencia del caso, que además entre otros nos causaron perjuicios económicos. Esto ocurría porque la Zonal, querían imponer sus formas de trabajos que difería con el departamento central, hecho este que motivo el llamado de atención de Juan Araya a las Regionales.
A fines de marzo, Horacio Holmann, llama a mi celular, para tener urgente una reunión . En esta reunión Horacio me dice que en vista que la empresa estaba perdiendo muchos dinero con el Contrato Marco, mas de 30 millones mensuales, había pensado que seria conveniente llegar a un arreglo de rescisión entre las partes, para que pudiese así continuar trabajando con Esval en otras obras. Le respondí que a esta altura era bueno preparar una rescisión, pero debíamos pensar en resarcir a la empresa los dineros perdido, puesto que las obras no entregadas por los motivos que fuese, era el origen de esta perdida. Horacio me comenta que seria muy difícil que Esval nos diera dinero, pero si podíamos pensar en resarcimiento con obras que se adjudicarían de inmediato como por ejemplo una obra que estaba para licitar en La Serena, donde ellos se habían ganado en esos días , la concesión del area norte. Bueno, cerramos la reunión quedando que haría una nota solicitando un acuerdo de terminación de contratos bajo los términos conversados, para dejar sin efecto este contrato de común acuerdo.
Al día siguiente cuando fue Sara y Santiago a una reunión llevando el borrador de la nota y afinar el tenor de esta redacción con Horacio, Horacio dijo que por ningún motivo, la nota debía mencionar el termino “resarcimiento, ni incumplimiento, ni siquiera del compromiso de Esval en entregar obras, puesto que no era seguro de que tuvieran obras para entregar”.
Esta falta de formalidad, sumada a los acontecimientos de incumplimiento, fue lo que nos impulsó a poner fin al contrato mediante la presentación de nuestra carta de termino anticipado al contrato por incumplimiento .
Al día siguiente de presentada la carta me llamo Horacio, para una reunión y me pidió explicación de esa carta. Conteste que era una carta donde expresaba lo que acordamos, de manera de poner fin al contrato, y llegar a negociar una forma de resarcimiento, no iba mas allá.
Entonces se convino con la Gerencia de Contrataciones de Esval, mantener una serie de reuniones para formalizar la entrega de: las obras, las cuentas pendientes finales y en definitiva estudiar un acuerdo entre las partes, pero estas reuniones tomaron la forma de un interrogatorio por parte de Esval, pues en la primera reunión participó el abogado de Esval como se había acordado, pero en la segunda y las siguientes ya no estuvo presente y Esval adopto una actitud poco negociadora y muy altanera, Esval solo se intereso que entregáramos los libros de sueldos y pagos de imposiciones y deuda con los subcontratistas y proveedores, información que evitamos dar. Las reuniones se hacían en presencia del sub.-gerente de contrato, Horacio Holmann, del abogado (solo la primera) y encargado de Recursos Humanos, por parte de Esval, y de Stella asistían: el abogado Rodolfo Gandulfo, Sara Reyes, en alguna Santiago Jiménez y yo.
Todas los fondos de nuestras facturas y estados de pago quedaron bloqueados, y mientras estábamos en el periodo de negociación, Esval envió a los bancos las cartas para hacer efectivas todas las garantías, tanto las del contrato marco como las de obras de Ingeniería, que no tenían nada que ver con este contrato. Eso nos puso la situación muy difícil con los bancos, Santiago, BCI, BBVA. Aunque conversé con Horacio y le mencione que por un lado estábamos negociado términos, y por otro ellos me ejecutaban las garantías, Horacio prometió intervenir en esto para que Juan Araya reversara el pedido de las garantías. Eso fue en parte efectivo, porque solo la garantía del BBVV por 20 millones se cobro, en ese momento, siendo esta una garantía final por el 5% por buen cumplimiento de la obra de Contrato Nª 264/02- IOQ “Extensión Agua Potable Papudo Zapallar”, obra terminada y entregada correctamente en tiempo y forma y recibida por el dto. de Ingeniería, y quedaron solicitadas las demás en todos los bancos, permitiendo cambiar solo la de la obra de Curauma, otra obra del Dpto., de Ingeniería terminada, y que se cambio de 60 millones por 16 millones, como garantía final y que fue cobrada en agosto del 2005, sin causa, también cobraron otra garantía del banco Santiago de la obra:........... , todas las del contrato quedaron en “están by” motivo por el cual el banco BCI, estaba muy preocupado, porque ellos al momento de solicitar Esval el cobro, tenían que tener disponible ese dinero aunque no lo pague.
En el medio de esta negociación, en abril del 2004, le solicite a Horacio que dispusiera el pago de sueldo e imposiciones de marzo a nuestros empleados, adelantando el dinero de nuestro créditos de los estados de pago presentados, evitando así caer en demandas laborales. Horacio Holmann, dijo textualmente y con bastante altanería, que “no solo no vamos a pagar lo que piden para cancelar al personal sino que no le vamos a dar ni un solo peso mas por ningún concepto”,
Cabe aclarar que estos pago se pedían con el respaldo de las facturas pendiente de pago y de estados de pago todos presentados y resepcionados en la Central Valparaíso, por obras ejecutadas , que eran de monto mucho mayor que lo que se solicitaba para el pago de sueldo e imposiciones. Esos son los 12 estados de pago que se enumeran en la demanda que suman $ 137.973.292, (están recibidos con timbre de Esval Valparaíso, se entregaron a Pablo Cahis) mas el ultimo estado de pago ($ 10. millones) y la retención de la obra de Curauma($ 16. millones) y unos términos de obra de Viña.

Estas reuniones que se realizaron durante el mes de abril del 2004, fueron mas de diez y que no llego a ningún resultado también se hablo de la terminación de la obra del departamento de ingeniería que estábamos haciendo en Curauma, la que estaba terminada faltando con algunos detalles de terminación, señalado por la inspección y que la empresa cumplió en terminarlo de inmediato, dando aviso por libro de obra al Subgerente del dto. de Ingeniería, Sr. Alberto Abalo, (porque a esa altura no había inspector confirmado), firmando nota con nuestro Gerente de Ingeniería Vicente Castillo, y acordando en dejar materiales al cubierto de robos en terreno, y a disposición de Esval, en nuestra instalación de faena Curauma, para que Esval las retirara e instalaría por su cuenta antes poner la obra en operación, que ocurrió poco tiempo después.
Cabe mencionar que en esa obra por estar en un lugar descampado y deshabitado, era motivo de robo de materiales importantes, de hecho ya habíamos reemplazado varias tapas de cámaras, por eso se llego a esta determinación de común acuerdo entre las partes, quedando las piezas especiales como válvulas y otras muy caras protegidas en nuestra oficina y bodega donde funcionaba la instalación de faena, cuidada por serenos.
Las reuniones terminaron a fines de abril sin resultado, porque no existe una voluntad negociadora de Esval.
Cabe mencionar con respecto a los estados de pagos finales de obras, que se decidió presentarlos en la oficina central Valparaíso, en el mes de abril del 2004, los que fueron recibidos y timbrados en la recepción de Valparaíso. Estos estados de pago, no fueron observados dentro del plazo que mencionan las Bases del Contrato, por lo que se consideran aprobados por la inspección de cada Zona de trabajo.-
Estos estados de pago, son los que reclamamos el pago en el juicio y que la defensa rechaza ahora, pasado mas de un año de su presentación, aludiendo errores que no fueron manifestados oportunamente dentro del plazo contractual, por los que corresponde considerarlos aprobados.

La Regional Quillota, no entrego la obras comprometidas y dilataba el tiempo, comprometiendo comenzar de inmediato importantes obras que tenían que comenzar en febrero el Subgerente Interino de Quillota “ en reemplazo de Ricardo Lalane, que fue trasladado a la nueva concesionaria de Esval en La Serena”, me comento que el comienzo de las obras, dependían de que Esval aprobase el presupuesto de inversiones del año 2004, por los nuevos directores y accionistas de Esval, que en ese momento habían comprado a los ingleses, incluidas las inversiones del contrato marco que estaba en ejecución.
Pero lo cierto es que en marzo del 2004 no habían nuevas obras, y solo nos dedicamos a terminar Población Lúcumo que fue entrega en noviembre del 2003, no obstante los problemas de proyecto ya explicados en Parte 1.
En Quillota, no hacíamos nada y manteníamos una estructura Regional, cara, sin trabajos, obligados a ello en consecuencia que debíamos mantenerla por contrato.
En las demás Zonales ocurría lo mismo. Nuestros Ing. Administradores, ing. Carlos Castillo, y Guillermo Ramírez, y todo los demás, estaban abocados a recorrer obras terminadas, entregar la documentación final de obras, la elaboración de los estados de pago finales, incluidos los planos, y presentación de los mismos a la inspección.
Sobre Viña cabe mencionar el caso del inspector a cargo de algunas obras de Viña, Constructor Civil Jon Batle, con los otros inspectores no existía problemas y recibieron la documentación.
En el caso de Jon Batle, del que considero una falta de respeto su proceder con el jefe Administrador de obras de Stella, que además de ser un profesional de mayor rango académico, por su titulo de Ing Civil, tenia mayores conocimiento técnicos, por su currículo de obras importantes de este tipo.
Fue tanta la indignación que solicite una reunión con el sub. gerente de contratos, Horacio Hollmann, quien manifestó que conocía su reputación y su proceder,(reconoció Horacio, en esa reunión, un proceder soberbio y me dijo textualmente, “se que es un hijo de puta, tratare de dar solución a este problema”.-
Bueno el caso es que los estados de pago era un continuo ida y vuelta de nuestro ingeniero, para obtener la aprobación de estados de pago, incluido los planos, pero siempre encontraba un pequeño error (para dar una idea de los detalles faltaba cuadrar en la suma cifras centesimales, o cosa por el estilo).
La empresa entonces, se aboco a estudiar la forma de recuperarse con otros trabajos fuera de Esval, para hacer frentes a las perdidas motivadas por el incumplimiento del contrato y en vista que Esval no daba esperanzas de recuperar en el nuevo periodo.
Entonces teníamos que mantener la pesada estructura, de cada área, sin trabajor remunerativos haciendo solo trabajo de oficina o de mantenimiento de la obras ejecutadas, ocasionando grandes gastos improductivos sin recuperación, en vista de lo cual la gerencia de Stella mantenía reuniones con los proveedores principales, que reconociendo esta dificultad con Esval, estaban dispuesto a apoyar a Stella que saliera de esta difícil situación mediante la normal entregas de las obras, pero en vista que el problema tendía a agravarse, sin respuesta concretas por parte de Esval, se dispuso poner fin a este contrato, recuperarse de sus perdidas con obras en otras compañías, tal es así que postulamos a obras con la empresa Ferrovial, otros contratos que alcanzamos a realizar en esa fecha fue con el Grupo Dyctel – Dragados. En el caso de Ferrovial, nos adjudicamos una obra en Con con – Viña, pero el personal de Esval dio malas referencias nuestras y puso a la empresa Ferrovial en la disyuntiva de que si Stella intervenía en esa obra, seria perjudicados ellos, por lo que nos avisaron que no podíamos participar en la mencionada obra.

Subcontratos
La empresa cumplió con presentar listado de subcontratistas a cada Regional, todos fueron aceptados, además hable este caso con Horacio Hollmann, responsable del contrato, que por la forma en que se estaba desarrollando el contrato teníamos que recurrir a contratar determinados ítem. Horacio permitió pero considero que la parte importante de la obra las instalaciones, corriera por nuestra cuenta, cosa que fue así en todos los casos.

Obras abandonadas
La empresa nunca abandono ninguna obra, téngase en cuenta esto del momento que la defensa menciona en reiteradas ocasiones que la empresa hizo abandono de obras.

Garantías de obras ejecutadas.-
Esval cobro las garantías de obras que pertenecían a contratos distintos al del marco, como lo fue Conducción Papudo Zapallar por 20 millones, y las del Banco Santiago garantía de Curauma por 16 millones mas otra de 9 millones. Pero en el mes de abril del 2004, mando hacer efectiva todas las garantías, así lo manifestaron los bancos, los que nos agravo nuestra situación financiera, y al momento de presentar el juicio, estaban todas las garantías del contrato marco que tenia el BCI, en esa situación,y así nos manifestó la Gerencia del banco. Además al momento de presentar el juicio, Esval no había pagado varias facturas que la empresa había factorizado, no obstante el compromiso de pago de Juan Araya al banco, el que nos intimo a pagar a Stella, cosa que no hicimos, ante la promesa de pago por Esval.
Con respecto a este punto seria conveniente que Julio visitara al factoring del BCI, para asesorarse al respecto y fecha de pago de las facturas. Antes del juicio solo pagaron 3 millones de los 9 millones que tenían en facturas. (son números enteros).-

Multas Pág. 17/18/19.- pag 34/35/
Estamos de acuerdo total con lo indicado en el contrato Pag 81 de las bases, y es falso e infundado lo que dice la defensa.
Para que se aplique multas debe existir obligaciones por ambas partes, Las OT, forman parte de un programa requerido que forma parte del contrato, y que no existió nunca, es decir fue en teoría, pero al no tener programa no se podía cumplir con el programa de obra y por ende proyectar la obras mensualmente como indican la bases. (Se entiende que las prioridades de las obras era mecanismo de Esval, y ello estaba considerado cuando licito el contrato marco, por eso se acompañaron planos con las obras afectadas a este contrato)
No obstante este tema, las OT se dan por libro de obras al entregar las obras, y los plazos los da inspección, y son aceptadas por la empresa, pero además el comienzo de obras esta condicionado a que cumplir una serie de tramites como son tramitación en inspección de servio y presentación de las garantías al Serviu y el pago de los derechos municipales, que son obligaciones exclusivas de Esval, y como esto se demoraba en algunos casos mas de dos meses y en otros directamente se dejaban sin efecto las OT, esta condición hace que el plazo de obras era solo una mero cumplimiento formal.-
No pudo ser considerado nunca como un castigo o mejora de precios aplicar multas en particular del orden que se aplico en Quillota, donde las multas superan ampliamente los porcentajes indicados como máximo en las bases. La empresa presento los descargos de cada una de las multas, por infundadas, pero en su mayoría eran rechazadas y se procedía a descontar de las facturas.

Pag 19 a la 28

Sobre Precisiones del Derecho.
Se trata de consideraciones legales que ustedes conocen saben como defender.

Daño emergente Pág. 29

Trabajos efectuados y no cancelados
Todas las facturas mencionadas en el cuadro, puestas en factoring banco suponemos que fueron pagadas por Esval al factoring del banco BCI, pero no tenemos datos fehacientes de estos pago, de todas forma si se pagaron lo hicieron en mora, y mucho después de la fecha de presentación del juicio. Y el pago fue reclamado por nosotros porque el factoring nos intimo a pagarlas, cosa que no se hizo porque no disponíamos de fondos, y esto nos causo un tremendo daño del momento que perdimos el crédito del factoring BCI, y de sus extensión a otras empresas.
El BCI, mediante su jefe de factoring José Giagnoni, en varias oportunidades converso con Juan Araya, para el pago de esa facturas, comprometiéndose a pagarla de inmediato, según comentarios de los gerentes de factoring, cosa que Esval no cumplió entrando en mora Stella con el factoring, causando mas daño.

Estados de Pagos presentados y no pagados.-

En esto tenemos que poner en conocimiento que ante los reiterados abusos de los inspectores, en cuanto a la aprobación de los estados de pago, y después que Esval no recibiera mas documentación de Stella, decidimos por ultimo presentar todo por recepción, quien lo hizo el Ing. Gerente de Ingeniería Vicente Castillo, y fue resepcionado y timbrado, esperando la contestación a esos estados de pago, los que nunca se nos devolvió y de acuerdo al plazo indicados en las bases si no fueron objetados en su oportunidad, se entiende que fueron aceptados todos sin problemas. Entonces corresponde ahora facturar los estados de pago, cosa que se pueden hacer en cualquier momento, no tiene una fecha de facturación propuesta por bases, además de pagar teníamos que pagar el IVA, por lo que no estábamos en condiciones de pagar y no quisimos entrar con problemas con impuestos internos.
No puede ahora la defensa después de mas de un dos años de ser aprobados tácitamente por las correspondientes inspecciones de la Regionales, y estar la obra operativa, decir que están afectados de errores. Cualquier objeción al respecto sea cual fuere se tendría que haber hecho en su tiempo y no dos años después, por lo que consideramos fuera de discusión las razones esgrimidas, que por otro lado no son como la presentan.
Con relación al ultimo cifra de 18 millones,( pag.33) se refiere a la devolución de la garantía que fue reemplazada de la obra de Curauma, y que Esval no devolvió, este importe pese a que la garantía fue recibida sin problemas por esval, no obstante después hacerla efectiva.